Las Buenas Noticias

Porque el Señor Jesucristo dio el mandato ir y hacer discípulos a todas las naciones, queremos proclamar las buenas noticias que el Señor Jesucristo vino para salvar todos los que pongan su fe en él. La Biblia dice que todos nosotros somos pecadores y hemos merecido la ira de Dios porque no hemos reconocido que Dios es el Rey del mundo y debemos alabarle y obedecerle en todo lo que nos ha exigido. Aunque hemos roto la santa ley de Dios y hemos hecho a nosotros mismos a sus enemigos, él envió a su Hijo Jesucristo para vivir una vida santa por nosotros y para tomar nuestro lugar por recibir el castigo que merecemos. Todos los que confían en Jesucristo y le llaman pueden ser salvos de sus pecados y pueden recibir la vida eterna. La Biblia dice en Romanos 6:23, “Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” La vida eterna es un regalo gratis que Dios ofrece a todos los que confían en su Hijo Jesús. La salvación es por gracia y no es por buenas obras – no podemos merecer el perdón del pecado ni la vida eterna aparte de su gracia y misericordia: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Efesios 2:8-9).